Sunday, January 18, 2015

¿Dónde han ido nuestros sueños? La muerte de la literatura occidental

Viernes, 16 de enero 2015

Publicado por Ugo Bardi. Traducido por Anselmo





La novela de Vladimir Dudintsev "No sólo de pan", se publicó en 1956 (*). Fue un gran éxito en la Unión Soviética con sus críticas al estancamiento y formas soviéticas ineficientes. Junto con otros autores rusos, como Vasily Grossman y Aleksandr Solzhenitsyn, Dudintsev fue parte de una ola de novelistas que trató de usar la literatura para cambiar las formas de la sociedad. Ese tipo de enfoque parece haberse marchitado finalmente, tanto en los países de la antigua Unión Soviética y como en el Oeste.



En algún momento, entre el segundo y el siglo III de nuestra era, la literatura latina se extinguió en el Imperio Romano. No es que la gente dejó de escribir; por el contrario, a finales del Imperio Romano de Occidente vio un renacimiento de menor importancia de la literatura latina; pero el problema era sólo que no parece tener nada interesante que decir nada más.

Si tenemos en cuenta los tiempos del cenit del Imperio, alrededor del siglo I antes de Cristo, es probable que la mayoría de nosotros sea capaz de llegar a, por lo menos, algunos nombres de literatos de la época: poetas como Virgilio y Horacio, filósofos como Séneca , historiadores como Tácito. Pero si nos centramos en los siglos finales del Imperio de Occidente, lo más probable es que usted no será capaz de llegar a ningún nombre, a menos que usted lea a Gibbon y que recuerde que él cita al poeta del siglo cuarto Ausonio para evidenciar el mal gusto de aquellos tiempos . Parece que el Imperio romano había perdido su alma mucho antes de haber desaparecido como organización política.

A menudo, tengo la impresión de que estamos siguiendo el mismo camino al colapso que el Imperio Romano siguió, pero más rápido. Hágase esta pregunta: ¿se puede citar una reciente (entendido como  de menos de  - por ejemplo - 10 a 20 años) pieza de la literatura que usted piensa que la posteridad recordará? (y no como un ejemplo de mal gusto). Personalmente, yo no puedo. Y creo que se podría decir que la literatura en el mundo occidental entró en decadencia allá por la década de los 70 ,y que hoy en día ha dejado definitivamente de ser una forma de arte.

Por supuesto, las percepciones en estos asuntos pueden ser muy diferentes, pero puedo citar un montón de grandes novelas publicadas durante la primera mitad del siglo 20; novelas que cambiaron la forma en que la gente veía el mundo. Piense en la gran temporada de los escritores americanos en París en los años 1920 y 1930; pensar en Hemingway, de Fitzgerald, de Gertrude Stein y muchos otros. Y de cómo la literatura estadounidense continuó produciendo obras maestras, de John Steinbeck a Jack Kerouac y otros. ¿Ahora, se puede citar a un escritor estadounidense equivalente más tarde? Piense en un gran escritor como John Gardner, quien escribió en la década de 1970 y es hoy casi olvidado. Algo similar parece haber tenido lugar en el otro lado del Telón de Acero; donde una serie de escritores soviéticos dotados (Dudintsev, Grossman, Solzhenitsyn, y otros) produjo un corpus literario en los años 1950 y 1960 que cuestionaba fuertemente la ortodoxia soviética y jugó un papel importante en la caída de la Unión Soviética. Pero no parece existir nada comparable para ellos en los países de Europa del Este que podría comparar con esas novelas.

No es sólo una cuestión de la literatura escrita; las artes visuales parecen haber pasado por el mismo proceso de marchitamiento: pensar en el Guernica de Picasso (1937) como ejemplo. ¿Puedes pensar en algo pintado durante las últimas décadas con un impacto aún remotamente comparable? Acerca de películas, cuáles eran realmente originales o cambió nuestra percepción del mundo? Tal vez con películas que estamos haciendo mejor que con la literatura escrita; al menos algunas películas no pasan desapercibidas, a pesar de que sus méritos literarios son cuestionables. Piense en "La noche de los muertos vivientes", de George Romero, que se remonta to1968 y ha generado un tsunami de imitaciones. Piense en "Star Wars" (1977), que en forma de un plan estratégico de todo el ejército de Estados Unidos. Pero durante la última década, la industria del cine no parece haber sido capaz de hacer algo  mejor que lanzar legiones de zombies y monstruos variados a los espectadores.

No es que no tenemos más bestsellers, como lo hemos hecho películas taquilleras. Pero, ¿podemos producir algo original y relevante? Parece que hemos seguido el camino del Imperio Romano fue:  ya  que no podemos producir un equivalente a Virgilio ,nos conformaremos con un equivalente a Ausonio.

Y hay una razón para ello. La literatura, de gran clase, tiene que ver con el intento de modificar la opinión de los lectores sobre el mundo. Una gran novela, un gran poema, no son sólo consiste en una trama interesante o imágenes hermosas. La buena literatura da a luz un sueño: el sueño de un mundo diferente. Y ese sueño cambia el lector, que la hace diferente. Pero, con el fin de realizar esta obra, el lector debe ser capaz de soñar con un cambio. Debe vivir en una sociedad donde es posible, al menos teóricamente, el poner en práctica los sueños. Esto no es siempre el caso.

En el Imperio Romano del siglo cuarto y quinto dC, el sueño se había ido. Los romanos se habían retirado detrás de sus fortificaciones y habían sacrificado todo - incluyendo su libertad - en nombre de su seguridad. La poesía se había convertido simplemente alabando a los gobernantes de la época, la filosofía de la compilación de las obras anteriores, y la historia de una mera crónica. Algo así como que nos está sucediendo: donde han ido nuestros sueños?

Pero también es cierto que el hombre no vive sólo de pan. Necesitamos sueños tanto como necesitamos alimentos. Y los sueños son algo que el arte nos puede aportar, en forma de literatura u otras formas; no importa. Es el poder de los sueños que nunca puede desaparecer. Si la literatura romana había desaparecido como una fuente original de los sueños, todavía podría funcionar como un vehículo para los sueños provenientes del exterior del imperio. Desde la frontera oriental del Imperio, los cultos de Mitra y de Cristo harían incursiones profundas en las mentes de los romanos. A principios del siglo quinto, en una ciudad de provincias del sur asediada por los bárbaros, Agustín, obispo de Hipona, completó su "Ciudad de Dios", un libro que todavía leemos hoy y que cambió para siempre el concepto de narrativa, tal vez el primero novela - en el sentido moderno - jamás escrito. Unos siglos más tarde, cuando el Imperio no era más que un recuerdo fantasmal, un poeta desconocido compuesto el Beowulf y, más tarde, el Cantar de los Nibelungos apareció. Durante este período, cuentos acerca de un señor de la guerra de Britannia comenzaron a aparecer y más tarde se unirían en el ciclo artúrico, tal vez el núcleo de nuestra visión moderna de la literatura épica.

Así, el sueño no ha muerto. En algún lugar, en los bordes del imperio, o tal vez fuera de ella, alguien está soñando un sueño hermoso (**). Tal vez ella se lo escriba en una lengua remota, o tal vez ella va a utilizar el lenguaje imperial. Tal vez él utilizará un medio diferente a la palabra escrita; no podemos decir. Lo que podemos decir es que, un día, este nuevo sueño cambiará el mundo.



(*) Un breve comentario sobre la novela de Dutintsev, que compré y leí en una traducción al Inglés como un poco de ejercicio en la arqueología cultural. Más de medio siglo después de su lanzamiento, es difícil ver como todavía "sensacional", como se describe en ese momento en la prensa occidental, que había tratado con claridad apuntarse el tanto de una fácil victoria propagandística contra la Unión Soviética. Como  novela, es lenta y precaria, aunque esto puede ser el resultado de la Internet por déficit de atención-causado que afecta a la mayoría de nosotros. En cualquier caso, la novela tiene defectos. Uno de ellos es el protagonista, Dmitri Lopatkin, tan fuertemente caracterizado como un perfecto altruista hasta el extremo de hacerle totalmente increíble como una persona del mundo real. Pero el libro es aún encantador en su descripción de un Moscú, que no es más, pero que sigue siendo perfectamente reconocible, a pesar de que ha cambiado mucho en la actualidad. Para ver los personajes del libro en la acción, se puede ver la película hecha en 2005. Yo ya comenté un cuento Dudintsev en un anterior post.

  (**) A partir de un grupo de islas remotas conocidas como Japón, un hombre ha estado produciendo una película de la obra maestra tras otra; Hayao Miyazaki. Para entender el declive de las formas occidentales de narrativa, que acaba de comparar dos películas de animación que salieron juntos en 2014: la casi ignorado "El viento se levanta" por Miyazaki y el éxito de taquilla "Frozen" de Walt Disney Studios. Es como comparar Agustín y Ausonio y el actual colapso del Imperio de Occidente es todo lo que hay

No comments:

Post a Comment

Who